El gran problema de África es el acceso al agua. Un problema que condiciona el modo de vida de millones de africanos. La falta de una infraestructura en este tema afecta a todos los aspectos de la vida: a las mujeres, a la salud, a los niños… El cambio climático también está agravando este problema, ya que cada vez hay más sequías y el acceso al agua es, todavía, más difícil.

Os dejamos un vídeo de Maputo, en Mozambique, donde nuestras cooperantes encuentran enormes dificultades para el desarrollo de la comunidad precisamente por este motivo: el acceso al agua potable.